Todo Sobre el Corazón Corazón bellamente tejido - Todo Sobre el Corazón Banner

Un Asunto del Corazón

Prólogo

Después de siete años combatiendo el cáncer de seno, mi madre, Nancy, partió para estar con el Señor. Ella testificó fenomenalmente y dio testimonio acerca de lo que es el "verdadero cristianismo." Mi madre fue humilde, cariñosa, e infatigablemente dio de sí misma a Dios. También fue fuerte, inalterable, y determinada a hacer una diferencia en la vida de aquellos que Dios atrajo a ella. Más de 250 personas asistieron al recordatorio de mi madre para celebrar su vida. Resultó dramático ver cómo ella impactó a tantas personas de tantas maneras positivas. Todo el mundo concordó en que ella peleó la buena batalla, acabó la carrera ¡y guardó la fe!

Uno de los últimos mensajes que mi madre recibió de Dios fue "escribir." Ella nunca entendió completamente el propósito de Dios en este llamado, pero aceptó el reto con un corazón de sierva. A medida que la salud de mi madre declinaba, su frustración se acrecentaba debido a la falta de enfoque mental. Se desanimaba por el hecho de que su falta de energía física le impedía llevar a cabo el trabajo de Dios.

Alrededor de un mes después de la muerte de mi madre, Dios me reveló que Su llamado para mi madre aún no estaba terminado. A través de una serie de visitas y cartas de amigos cristianos que conocieron y amaron a mi madre, Dios sacudió mi corazón con el hecho de que ¡yo era parte de este "llamado!" Como hijo pródigo ¡yo era parte integral del propósito de Dios en la vida de mi madre! Lleno de convicción, regresé al escritorio de mi madre, computadora, archivos y estantes para descubrir el impacto completo del llamado de Dios en nuestras vidas -- como madre cristiana e hijo pródigo. Quedé asombrado al encontrar la gran cantidad de material que mi madre había sido inspirada a escribir a través de los años. Cartas, diarios, testimonios, ensayos, devocionales para la iglesia, notas para estudios bíblicos -- eran fantásticos, ricos en entendimiento y corazón. Ella cubrió tópicos como el cristianismo, el matrimonio, las relaciones, las tribulaciones, las victorias, y el propósito en la vida. Exploró su rol y responsabilidad como madre. Clamaba a Dios por mí, su hijo, quien se había rebelado contra Dios.

Con lágrimas, recolecté el trabajo de mi madre y pasé ese fin de semana leyéndolo. En oración, humildemente me di cuenta de que yo era un hijo pródigo salvado por la paciente gracia de Dios. A través de las palabras de mi madre, vi que mi relación con Jesús fue la esperanza final y el propósito de la vida de ferviente oración de mi madre.

Inmediatamente después de esta experiencia de fin de semana, Dios puso gente y circunstancias en mi vida que aclararon dramáticamente mi recién encontrado llamado. ¡Llevar a cabo mi legado de hijo pródigo organizando los variados escritos de mi madre y compartiéndolos con el mundo!

Mi propósito pródigo estaba claro ahora ¡pero la tarea parecía imposible! Este tipo de escritos y el compartirlos estaba definitivamente fuera de mi zona de comodidad personal. Sin embargo, poco después de estos eventos que cambiaron mi vida, abrí la Palabra de Dios y todo se simplificó en un instante:

Y mirándolos Jesús les dijo:
"Para los hombres esto es imposible,
más para Dios todo es posible."

(Mateo 19:26)


Mi carga se alivianó inmediatamente. Mi corazón se suavizó inmediatamente. Dios me recordó que esto era Su tarea, y que Él no quería que dependiera de mis propios esfuerzos. Este era un proyecto a realizarse de acuerdo a Su tiempo ¡no el mío! Este era un proyecto para Su gloria ¡no la mía! Así que me ofrecí a Dios como el conductor de Su mensaje - el mensaje que Él pre-ordenó a través de los escritos de mi madre y que ahora quería revelar a través de su hijo pródigo...

-- Randall Niles

!Comience a Leer Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas



Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutHeart.org, Todos los Derechos Reservados