Todo Sobre el Corazón Corazón bellamente tejido - Todo Sobre el Corazón La bandera

Un Regreso a Dios

(Read Un Regreso a Dios, Part 1 First)
Después de ese día, ya no era más un espectador pasivo. Estaba determinado a hacer algo -- cualquier cosa. Así que comencé a orar por mi madre cada mañana en la ducha. Aunque verdaderamente quería participar en la recuperación de mi madre, mis oraciones eran recargadas y perdía la concentración en segundos. También me di cuenta que no tenía conexión personal con el destinatario de la oración -- Estaba dirigiéndome torpemente al "Dios de mi madre."

Alrededor de este tiempo, mi esposa, Debra, compartió conmigo su deseo de asistir a la iglesia como familia. Teníamos dos niños pequeños en ese tiempo, y era importante para ella que la familia compartiera algunas bases morales y religiosas. Yo sabía que Deb era una persona "espiritual," y nunca traté de interferir con eso, pero le llevó años de paciencia encontrar esta buena oportunidad para tocar mi corazón con su pedido. Aprecié su concepto y me dediqué a apoyar el esfuerzo familiar (de vez en cuando). Deb encontró una iglesia grande, basada en la búsqueda, llamada Saddleback, donde pudiera esconderme al margen.

Mientras hacía todo mecánicamente en la iglesia Saddleback, descubrí una cosa notable, podía orar por mi madre y mantener enfocado mi corazón -- sin desorden, sin estados financieros, sin listas de "cosas por hacer" en mi mente. No entendía porque, pero había algo especial en ese lugar. Tan extraordinario era el sentimiento, que ocasionalmente me detenía a orar allí de regreso a la casa después del trabajo. Por supuesto, el mensaje desde el púlpito era todavía "mitología" para mí, pero el sentimiento y enfoque eran, sin embargo, buenos.

Entonces, una semana, Lee Strobel, un abogado educado en Yale y periodista del periódico Chicago Tribune, presentó su mensaje sobre la creencia en el Dios de la Biblia basada en los hechos. Un ateo auto-proclamado por muchos años, este hombre me entendía. Como periodista investigador con una analítica mente legal, Lee comenzó a refutar la Biblia y la historia de Jesús coleccionando la evidencia y poniéndola en juicio mentalmente. Bueno, el esfuerzo de muchos años trajo a Lee a Cristo, y los resultados de su investigación se volvieron la base de su libro de mayor venta, The Case for Christ.

Yo estaba asombrado de que la fe espiritual pudiera apoyarse en evidencia factual. Este no era ningún "loco de Jesús" que necesitaba alguna razón extraterrenal para vivir --este era un intelectual, seguidor del éxito, que se lanzó a sustanciar su "creencia" en el ateísmo. Resultó que Lee sólo arañó la superficie ese día, pero fue suficiente para generar preguntas que no había contemplado por más de 20 años.

Tomado la iniciativa, Deb descubrió una clase basada en evidencias para escépticos en la iglesia Saddleback. Era un curso de ritmo acelerado dictado en 4 meses y medio por un número de expertos. Deb aprovechó la oportunidad para desafiar mi mente, y, en el espíritu del enfoque investigativo de Lee Strobel, acepté el reto.

Como resultado, quede completamente maravillado por la evidencia, y completé el curso entero. Como resultado, quedé hambriento de más información. Estudié la Biblia como un "ejercicio intelectual." Investigué la historia, manuscritos antiguos, arqueología, geología, paleontología, cosmología, religiones comparadas, profecía, y estadísticas. Después de seis meses de estudio profundo, sentí que mis barreras intelectuales al cristianismo se derrumbaban.

Poco después de esto, con un espíritu de oración, convertí mi recién encontrada CREENCIA en FE que transforma vidas. El día de las madres del año 2000, con el apoyo de mi esposa, y con mi preciosa madre a mi lado, le entregué mi vida completamente a Cristo. Fue en ese día que mi esposa se convirtió en mi compañera espiritual. Fue en ese día que mi madre se convirtió en mi mentora espiritual. Fue en ese día que los 20 años de paciente oración de mi madre por su hijo pródigo fueron contestados. Fue en ese día que la dolorosa prueba de mi madre con el cáncer cobró significado.

¡Lea más ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutHeart.org, Todos los Derechos Reservados