Todo Sobre el Corazón Corazón bellamente tejido - Todo Sobre el Corazón Banner

Un Regreso a Dios


Un Regreso a Dios
Soy sólo un niño. Por naturaleza, soy muy objetivo, independiente, y nada emotivo. Aunque fui criado por una madre excepcional, comencé a rechazar el cristianismo cuando era adolescente. Para cuando dejé la casa para ir a la universidad, me había alejado totalmente de cualquier forma de relación con Dios.

Pasé 20 años enfocándome en el logro personal y el éxito secular. Me especialicé en finanzas en la Universidad de Georgetown, estudié negocios comparativos en Oxford, recibí mi título de abogado de la Universidad de Berkeley, trabajé para firmas de abogados en las estereotipadas torres de vidrio, comencé mi propia práctica de leyes en el campo de la tecnología, y trabajé en la gerencia de una compañía de telecomunicaciones de mucho crecimiento. Para mí, la vida era el yo y el éxito. No tenía tiempo para cosas espirituales o emocionales. Operaba en un plano estable y egoísta -- y eso me gustaba.

Cuando le diagnosticaron cáncer de seno a mi madre en 1995, automáticamente volví a mi estado natural. Proveí energía, positivismo, y consejo intelectual. Me enfoqué en la inevitable victoria de la recuperación, en vez del suministro diario de drogas del tratamiento. Como mi madre probablemente esperaba, me aparté de lo emocional, y me concentré en mi rol de hijo único voluntarioso con una inflexible actitud positiva.

El 5 de octubre de 1999, todo comenzó a cambiar. Mi madre acababa de soportar otra ronda de quimioterapia, y había hecho cita para obtener los resultados de las pruebas. Me llamó para preguntarme si podía acompañarla a la visita al oncólogo. (Mi madre había aprendido a llevar siempre dos juegos de oídos cuando se discutían resultados de pruebas y opciones para futuros tratamientos.) Ya que su esposo, Bob, no pudo asistir, estuve de acuerdo en ausentarme del trabajo esa mañana para ayudar a mi madre a "recolectar la información."

Mientras escuchaba sentado, sentí abrirse un hueco en mi estómago. En un instante, mi positivismo imparcial sufrió una sacudida. Escuchaba a medida que se nos informó acerca de los elevados indicadores de cáncer y de la disminución en la lista de tratamientos alternativos. Estaba tratando de poner en orden mis emociones, mientras el oncólogo y mi madre hablaban de las posibilidades de sacrificar el tratamiento que tenía lugar a cambio de una mejor calidad de vida.

Entonces finalmente sucedió. . .


La realidad de la enfermedad, la realidad de la prognosis, la realidad de cada vez menos y menos opciones de tratamiento, la realidad de que esta era mi preciosa madre soportando este dolor real, la realidad de la vida, y la realidad de la muerte. De pronto, me sentí muy incómodo y solo. Estaba estupefacto por la verdad de la enfermedad de mi madre y conmovido acerca de su futuro incierto. Fue allí y entonces que me di cuenta que necesitaba hacer algo más que enmascarar mis sentimientos con supuesto intelecto y positivismo.

Después que se fue el doctor, mi madre me miró a los ojos y vio directo a mi corazón. Tomó mi mano. Ella oró -- yo lloré. (De hecho, aparte de oraciones casuales antes de las comidas en ocasiones festivas, esta era la primera vez que oraba en más de 20 años. También era la primera vez que lloraba en casi la misma cantidad de tiempo.)


Read Un Regreso a Dios Page 2 Now!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutHeart.org, Todos los Derechos Reservados